El museo Hermitage y las vibraciones de la música

Post 172 - 3 de Noviembre de 2008 - Categoría: Vibraciones.

 

El Museo Hermitage es la mejor galería de arte de Rusia, uno de los más destacados museos del mundo y la principal atracción turística de San Petersburgo. Pero una decena de conciertos celebrados frente al museo Hermitage, en la Plaza Palaciega de San Petersburgo, hace que los cuadros envejezcan dos años de promedio. La vibración que provoca la música en la plaza, entra a través de las paredes del museo y se desplaza en su interior, dañando a los cuadros, ya que no pueden parar de moverse al ritmo de Mozart o los Stones. Este hecho ha sido estudiado por científicos rusos y no nos debe sorprender, ya que el sonido es energía de vibración.

 

Image

 


Durante el verano, la plaza en que se encuentra el Hermitage, es el escenario habitual de conciertos y actos festivos y con el uso de sistemas electroacústicos de gran potencia. La vibración que provocan en las ventanas y en las paredes livianas del museo es perjudicial para las obras del arte, porque acelera los procesos de envejecimiento.


La intensidad del sonido, durante el concierto que los Rolling Stones que ofrecieron en la Plaza Palaciega a finales de julio de 2007, alcanzaba 88 decibelios dentro del museo.


Cada año se celebra aquí una decena de conciertos, de dos horas de duración como promedio, lo que equivale a 200 horas de presión acústica en diez años. Un estudio especial demostró que 200 horas de reiteradas vibraciones acústicas de un nivel de 80-82 decibelios hacen a los cuadros envejecer 35-40 años. Con lo que 10 horas de música equivalen a 2 años de envejecimiento.


Image

 

 

Post relacionado:
Pueden hacernos bailar por fuerza

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS