Resonancia y reverberación

Post 152 - 28 de Agosto de 2008 - Categoría: Teoría acústica

 

Estos dos términos, a veces, son utilizados de manera errónea. Son términos que explican fenómenos diferentes, pero en general tienden a confundirse. Pasa un poco como con los términos aislamiento y absorción.

 

El término resonancia se refiere a la capacidad de vibrar que tiene un objeto. Es la manera en la que la onda, audible o no, hace que las cosas vibren en mayor proporción de lo normal. Todos los cuerpos o materias físicas tiene lo que se le denomina la "frecuencia de resonancia": una pared, un edifico, una copa, el cuerpo humano y sus órganos, un bolígrafo, un puente, etc.


El ejemplo más conocido de resonancia es el de romper una copa con la voz. Un cantante puede hacer coincidir una nota musical con la frecuencia de resonancia del cristal. Esta depende del grueso del cristal, pero una vez la ejecuta, sólo es cuestión de tiempo para que la copa se rompa.


Otro ejemplo clásico de resonancia, y que se explica en las escuelas, es el que habla del ejército de Napoleón al cruzar un puente. Toda la tropa lo cruzaba al mismo paso y hacían coincidir el ritmo de los pasos con la frecuencia de resonancia del puente. A cada paso ejercían presión al puente y provocaban un movimiento, cada vez con más desplazamiento. El puente no oponía ninguna resistencia a esta presión, dado que coincidía con la frecuencia de resonancia y a cada paso la energía se multiplicaba y había más movimiento hasta que el puente cedió y se derrumbó. Algo parecido pasaría si estuviéramos dando impulso todo el tiempo a un columpio, ya que llegaría un momento que daría la vuelta.

 

Image

 


La reverberación es un fenómeno derivado de la reflexión del sonido dentro de un espacio cerrado. Consiste en una ligera prolongación del sonido una vez que se ha extinguido el de la fuente original. Esta prolongación es debida a las ondas reflejadas por las diferentes superficies del espacio. Con lo que podemos entender que si modificamos las superficies del local, la reverberación se verá afectada. Todos hemos experimentado que poner un mueble o colgar una cortina en una habitación hace que esta sea menos ruidosa. Notamos que el sonido queda “apagado”, en realidad, queda absorbido por estos nuevos materiales.


La reverberación, la escuchamos muy bien en espacios grandes como las iglesias, donde las paredes de piedra no absorben el sonido y toda la energía sonora está unos segundos viajando en su interior hasta disiparse. En recintos más grandes, como pabellones o piscinas cubiertas, incluso podemos llegar a tener eco. El sonido que emitimos nos es devuelto por una pared situada a una distancia superior a 17 metros. El eco lo expliqué en este otro post.


 

Post relacionado:
Pueden hacernos bailar por fuerza

Comentarios   

-5 #11 Alejandro S. 30-08-2016 06:09
Quisiera saber si funciona el experimento de los paraguas que describe el Dr. Estalella en "Física recreativa". Gracias.
-4 #12 David Casadevall 01-09-2016 22:04
Hola. Un teatro al aire libre, no es un buen lugar para música sinfónica. No tiene las condiciones de reverberación que tiene un espacio cerrado. Igualmente para la ópera. Necesita un tiempo de reverberación más bajo, pero un poco de reverberación es necesaria para poder disfrutar mejor de la obra. El teatro de la fotografía es bueno para música electro amplificada, pero no lo es para orquestra al natural.
Saludos.
-7 #13 David Casadevall 01-09-2016 22:06
Hola.
Lo del paraguas, entiendo que la capa de humedad, hace una película reflectante y provoca el efecto de galería de susurros, ampliamente comentado en este blog. Imagino que hace referencia a un paraguas bastante grande par que la persona central no llegue a escuchar el sonido.
Saludos.

No tiene permiso para añadir comentarios

RSS