El Blue-ray y el efecto hipersónico

Post 216 - 11 de Septiembre de 2009 - Categoría: Psicoacústica y cerebro.

 

Jordi Casadevall, compositor musical, nos ha hecho llegar un post en donde nos describe el Efecto Hipersónico. Se trata del aumento de estimulación cerebral causado por la exposición a frecuencias sonoras ultrasónicas, o sea de 20 a 100KHz. Estas frecuencias son absorbidas por el cuerpo a través de la piel y los tejidos y no por los oídos, que son completamente sordos a estos tonos tan elevados. Estas frecuencias desencadenan una activación de la red neuronal encargada de procesar la belleza, el placer y la emoción.

 

 

Vive en Japón un compositor musical que es un auténtico hombre del Renacimiento. Aparte de artista es investigador en múltiples campos, desde la etnomusicología a la informática, pasando por la acústica. Este hombre, Tsutomu Oohashi, es más conocido por el pseudónimo con el que firma sus creaciones musicales, Shoji Yamashiro, y por su conjunto, formado por cientos de personas, llamado Geinoh Yamashirogumi (traducido como “el Grupo de Arte Público de Yamashiro). De hecho, más que un conjunto tradicional al uso, es una comunidad artística, formada por un coro, una orquesta gamelan, músicos de rock e intérpretes de música tradicional japonesa, que fusiona todas estas disciplinas musicales a través de la inspiración que encuentra en las investigaciones del instituto científico que dirige el propio Dr. Oohashi. Todos los investigadores y artistas de esta comunidad son voluntarios pero, lejos de un predecible amateurismo, sus resultados son absolutamente punteros en el mundo entero. Su obra más popular, y la única conocida fuera de las fronteras japonesas, es la banda sonora de la película de animación japonesa Akira de Katsuhiro Otomo (1988), película que significó el desembarco masivo del manga y del anime en occidente. Fue durante la composición de dicha banda sonora  que Oohashi se enfrascó en un estudio sobre las cualidades sónicas de las orquestas gamelan de la isla de Bali (presentes en dicha banda sonora), y descubrió el llamado Efecto Hipersónico.

 

Image

Tsutomu Oohashi

 


Se describe el Efecto Hipersónico como el aumento de estimulación cerebral causado por la exposición a frecuencias sonoras ultrasónicas, de hasta 100KHz. Según el estudio de Oohashi, estas frecuencias se encuentran de manera natural en la música gamelan (instrumentos de bronce), campanas, otros instrumentos musicales e incluso en el caos sonoro de una selva tropical. Estas frecuencias son absorbidas por el cuerpo a través de la piel y los tejidos y no por los oídos, que son completamente sordos a estos tonos tan elevados. Estas frecuencias desencadenan una activación de la red neuronal encargada de procesar la belleza, el placer y la emoción. El cuerpo ya está preparado para recibir y procesar estas frecuencias que se encuentran en la naturaleza pero la digitalización del audio en CDs y DVDs recorta la reproducción de frecuencias a aquellas que son audibles únicamente por nuestros oídos.


El sistema Blu-Ray y su capacidad masiva de almacenamiento de datos permite la inclusión de audio en una frecuencia de muestreo de 192KHz con una resolución de 24 bits, mientras que el audio de un CD es de 44,1KHz a 16 bits. Es esta altísima frecuencia de muestreo la que permite capturar digitalmente estos ultrasonidos. La sensación producida por el efecto hipersónico va más allá de lo puramente acústico. El oyente recibe un “hipersonido”, un sonido enriquecido, que hará que el cerebro se le active más que con el sonido percibido únicamente por los oídos. Resultado de este hipersonido es que la percepción auditiva de grabaciones realizadas con esta calidad de muestreo es más fiel a la realidad, contrariamente a lo que se pensaba primeramente. Parece que se esté escuchando el propio instrumento y no una grabación. Aparte, se producen unos efectos tanto o más interesantes que este a nivel fisiológico: parece ser que estos hipersonidos ayudan a estimular el sistema immunitario, a hacer descender las hormonas causantes del estrés y a realzar la propia percepción auditiva y visual. Todo esto podría sonar a charlatanería si no fuera porque el estudio se publicó en el Journal Of Neurophisiology de la American Physiological Society en el año 2000, del que se puede descargar una versión en inglés desde la página oficial del Geinoh Yamashirogumi, y ya es un estudio completamente aceptado por la comunidad científica.

 

Image

Tsutomu Oohashi

 


El lanzamiento de esta espectacular versión en Blu-Ray Disc de la película Akira tuvo lugar en los EE.UU. y en Japón el 24 de febrero de 2009. Las características técnicas de este Blu-Ray son las siguientes: transferencia 1080p restaurada a partir de los materiales originales y audio japonés, Dolby TrueHD 5.1 de 24bit/192kHz (!!!), japonés PCM 2.0 Surround e inglés Dolby Digital 5.1. La edición también está acompañada por un folleto de 20 páginas donde se encuentran explicaciones del mencionado Efecto Hipersónico. Podéis ver algunas fotos del producto así como de su espectacular bitrate de audio en el siguiente enlace.


Para información más detallada sobre el Efecto Hipersónico, podéis acudir a la página web del Geinoh Yamashirogumi y bajo la pestaña “Hypersonic BD Akira” podéis descargaros el artículo del Dr. Oohashi para el Journal Of Neurophisiology, así como conocer las características técnicas necesarias para poder reproducir el audio del Blu-Ray con el Efecto Hipersónico. Os advierto que seguramente tendréis que comprar equipos nuevos.

 

Image 

 

 

Enlaces:
Página oficia
Hypersonic BD Akira en inglés

Comentarios   

#1 pablo aguilera 15-11-2009 16:24
felicidades por la web, tengo una duda.
la mayoría de los equipos como los micrófonos están limitados para el oído solamente (20hz-20khz)
todos el proceso pasan por equipos especiales al momento de una post-produccion?
no entiendo muy bien esa parte..
#2 Jordi Casadevall 16-11-2009 11:33
Hola. Como bien dices, muchos de los equipos tradicionales estan adaptados al rango de frecuencias de 20Hz-20KH, y eso en el mejor de los casos. Para que se produzca el Efecto Hipersónico hay que capturar las altas frecuencias inaudibles de más de 20KHz con micrófonos especialmente sensibles a estas vibraciones y, aún más importante, disponer de un conversor Análogico-Digit al que sea capaz de codificar o "grabar" estas vibraciones a un formato digital que, a su tiempo, permita reproducir semejante cantidad de datos almacenados. Siguiendo con la cadena de audio empezada con la toma microfónica, hace falta tener las mismas prestaciones de calidad de audio para mezclar, almacenar la música producida y para reproducirla correctamente. Por lo tanto, no solo hay que tener equipos especiales durante la postproducción sino que hacen falta en todos los estadios de la producción, de inicio a fin, hasta los altavoces del melómano particular. Por eso no se ha podido lograr semejante calidad hasta ahora, cuando el formato de almacenamiento de datos digitales del Blu-Ray Disc doméstico es capaz de llevar esta calidad al hogar de cualquiera. Pero aún así, teniendo solo el Blu-Ray de Akira no vas a poder apreciar el Efecto Hipersónico si tu amplificador de audio digital es incapaz de mandar los datos de 192KHz a los altavoces, así como tampoco pueden reproducirse en altavoces que no sean capaces de vibrar a más de 20KHz. Y te aseguro que encontrar estas especificaiones técnicas, a dia de hoy, es muy complicado y muy caro. Espero que con el tiempo estos equipos acaben introducidos en todos los hogares, del mismo modo que ya está introducida la tecnología digital. Yo por si acaso, ya me he hecho con una copia del Blu-Ray, que ya me costó bastante encontrar. Se trata de una edición especial de coleccionista de verdad, muy escasa, y cada dia que pasa van más buscados por los amantes de la tecnologia más puntera. Si dudáis, ¡os quedaréis sin! Ego dixit.
#3 David Casadevall 16-11-2009 15:17
Muchas gracias por la respuesta, Jordi.
#4 Pepe 12-03-2012 10:58
Todo esto que decís está más que inventado, y se inició con el DVD-Audio hace más de 10 años. Actualmente disponemos de grabaciones que llegan a los 100 kHz, gracias a micrófonos y equipos especiales. Y en el lado doméstico, yo en casa, por ejemplo dispongo de un equipo que llega a 30 kHz sin problemas, y suelo escuchar en alta definición porque noto claramente una mejora de la música.

Un cordial saludo.
#5 David Casadevall 12-03-2012 20:56
Gracias por tu comentario, Pepe. Imagino que Tsutomu Oohashi llegó a través de la escucha de un Gamelan a preguntarse el porqué de aquellas sensaciones, y acabó por descubrir el efecto hipersónico. Aunque este tipo de sonidos se pudieran reproducir en equipos domésticos.
Un saludo.

No tiene permiso para añadir comentarios

RSS