¿Cómo construir el campo de futbol más ruidoso del mundo?

Post  388 – 18 de Marzo de 2013 - Categoría: Innovación.

En realidad el título que me gustaría poner es: ¿Cómo puede contribuir un consultor acústico a crear el campo de futbol más ruidoso del mundo? Pero es demasiado largo.

Vamos a crear el campo de futbol o estadio más ruidoso del mundo. Los parámetros estéticos o de comodidad los dejamos a un lado. Nada que ver con la remodelación del Santiago Bernabeu o la que se quiso hacer hace una década en el Nou Camp. Queremos convertirlos en un infierno sonoro como los estadios turcos.

El record Guiness del campo más ruidoso lo tiene el Inonu Stadium de Istambul, donde el Besiktas logró 132 dB en un partido frente al Liverpool en 2007. La equivalencia de esta proporción en la vida real, sería como el sonido de un avión despegando.

Se me ocurren varias ideas para hacerlo. Y las he clasificado en tres grupos, de posibles a locas, pasando por complicadas.


Ideas posibles

  • Colocar un techo o una cubierta, lo más ancha posible, en todo el perímetro del campo de fútbol. El techo o la cubierta actuaría como un reflector de sonido hacía el campo y no se escaparía sonido como en los campos abiertos.
  • La curvatura del techo o cubierta tiene que ser parabólica con un punto focal grande, para que tuviéramos un efecto de sala de los susurros.
  • Todas las superficies del estadio deben ser reflectantes, sin poro y con una densidad importante: metálicas y hormigón. No queremos que tengamos absorción acústica ni que empiecen a vibrar. Todo el sonido debe reflejarse, como un espejo, hacia el campo.
  • La forma del estadio puede ser circular o elíptico. La primera tendría un punto central con una gran concentración de sonido y la elipse tendría dos puntos en la zona defensiva.
  • Repartir megáfonos al público, para proyectar el sonido hacia el equipo rival.


Ideas complicadas

  • Las gradas cuanta más gente gritando mejor. Filas estrechas, sillas pequeñas, muy juntas, la gente apretada y lo más cerca del terreno de juego.
  • El campo de futbol tiene que llenarse de gente. No pueden haber espacios vacíos. Se necesita que el entorno sea homogéneo y no tengamos zonas donde no se cree sonido. La afición ha de llenar el campo.
  • Gradas con mucha pendiente para que el rugido de la afición se proyecte hacia el terreno de juego. No queremos que se pierda energía sonora recorriendo las paredes posteriores, queremos tenerla lo más cerca posible del campo.


Ideas locas

  • Los espectadores siempre absorben algo de sonido, y deberíamos evitarlo con materiales reflectantes. Lo solucionaría ir con un traje de neopreno de buzo, una armadura de metal o con trajes de látex. De esta manera su ropa no absorbería sonido y no tendríamos pérdidas.
  • En el techo, reflectores cónicos de sonido enfocados a zonas concretas del campo. Serían como grandes antenas parabólicas que se podrían girar para enfocar siempre al equipo rival.
  • Palmas sincronizadas. 90.000 personas dando palmas al unísono excitaría todas las frecuencias audibles y serían como truenos.
  • Inhalar un poco de gas hexafluoruro de azufre y gritar todos juntos. Es 6 veces más denso que el aire y la voz queda mucho más grave. El efecto es impresionante.



El primer gas es Helio y el segundo es hexafluoruro de azufre, el que nos gusta más.



Infierno turco

acusticaweb campo futbol ruidoso 01

Aficionados preparándose para ir al partido.

 

 acusticaweb campo futbol ruidoso 03

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS