Sala recubierta de fieltro

Post 227 - 5 de Noviembre de 2009 - Categoría: Acústica arquitectónica.

 

Hoy presentamos una sala cuyo revestimiento es a base de láminas de fieltro. Esta sala, llamada el Teatro Wosk, se encuentra en el Simon Wiesenthal Center Museum of Tolerance, en Los Angeles y fue inaugurado en el 2007.

 

Image

 

 

La diseñadora canadiense Catherina Walter creó este recubrimiento, realizado con tiras unidas de fieltro, para el Teatro Wosk dentro del Simon Wiesenthal Center Museum of Tolerance en Los Angeles, proyectado por el Estudio Yazdani en 2007. Produce un efecto visual de ensanche del espacio al ver la disposición horizontal de las lamas de fieltro. Se varia la colocación habitual y gracias al cambio de grosor se producen sombras que varían el color de la pared. Una solución delicada que diferencia el aspecto, frecuentemente bastante seco, de los paneles estandartizados acústicos.


Eso sí, la acústica del espacio debe ser con un tiempo de reverberación bajísimo, sólo apto para proyectar cine.


El “fieltro” es un tejido, fabricado con fibras de lana prensadas, con amplias aplicaciones en el ámbito de la arquitectura, gracias a sus características físicas y estéticas. En construcción se nos presenta en láminas, que normalmente las colocamos dentro de paredes o cubiertas, pocas veces lo colocamos como recubrimiento o con un sentido estético.

 

Image

 


Es un material sencillo de producir y manipular, agradable al tacto y a la vista, fonoabsorbente y un excelente aislante térmico, como abala su uso centenario en las “yurtas” (la tienda nómada utilizada desde la edad media en asía central y oriental).


El fieltro se comercializa en todos los colores y formatos: fino o grueso, ligero o pesado, blando o duro, rígido o flexible, y además se puede tratar para que reúna las condiciones para ser clasificado “no inflamable”. Me ha sorprendido mucho ver la gran cantidad de objetos que se pueden llegar a realizar con este material.

 

Image

 

 Image

 

ImageImageImage

 

ImageImageImage

 

ImageImageImage

 

ImageImageImage

 

ImageImageImage

 

ImageImageImage

 

ImageImageImage

 

Eco de:
Judith Bellostes

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS