Recopilatorio de mitos erróneos acústicos - 3ª parte

Post 224 - 15 de Octubre de 2009 - Categoría: Acústica arquitectónica.

 

De mitos los hay de muchos tipos, como el que dice que Van Gogh se cortó una oreja por amor, en realidad, Van Gogh preso de un ataque psicótico, intentó cortársela, pero sólo logró dañarse el lóbulo. Algunos mitos parten de una verdad a medias y otros son completamente infundados.


A veces vas a ver a un inquilino de un piso y te dice:”Cuando el vecino de abajo pone la tele lo oigo en toda mi casa. En cambio cuando el vecino del piso de arriba escucha la tele, no le escucha nunca nada. Eso es porqué el sonido sube para arriba.” Es una idea bastante extendida, que el sonido sube hacia arriba y no es verdad. El sonido, habitualmente se desplaza de manera esférica, o sea, hacia todos las direcciones de la misma manera. Si escuchamos más al vecino de abajo, es porque es un incívico o es sordo o las dos cosas, que también los hay.


Al comentar el pozo que hay en la Academia de Música de Filadelfia, no imaginaba que pudiera haber otro teatro con esa peculiaridad. Pues sí que lo hay. Está en Argentina, concretamente en Buenos Aires y se llama el teatro Versailles. En el sótano del teatro  hay un foso que se llenaba con agua para mejorar la acústica, cuando era usado como teatro, ya que también se usaba como cine.

 

 

Image

Hitler dirigiéndose a sus fieles.

 


Estos dos mitos también podrían estar en un post llamado remedios mágicos. En la Iglesia de la Guarnición (Garnisonkirche) en Potsdam y durante la época que gobernaban los nazis, se enterraron en el suelo y empotraron en las paredes, unas “cajas acústicas” esperando tener una mejora de la acústica del recinto. No han llegado documentos gráficos de las cajas ni de su colocación. Suponemos que seguían el principio del recinto acoplado, o incluso una variante de las tinajas de Vitrubio en los teatros romanos. Pero en su caso estaban cerradas, con lo que poca cosa podían ofrecer a la acústica de la iglesia.

 


Image

Aunque no lo podemos asegurar, en esta foto, se pueden ver uns agujeros tapiados con ladrillos en los pilares.

 


Otro invento fallido fue en la Catedral de Berlín, conocida por tener una acústica muy mala. Bajo la cúpula se extendió una red de hilos tensos para que absorbiesen la energía sonora sobrante. En teoría se pretendía que los hilos tensos mejoraran la claridad de la audición y se escucharan las palabras más nítadamente, ya que debían absorber el sonido. Se pensaba que las ondas sonoras al chocar con la maraña de hilos tensos habría un fenómeno de amortiguación de la energía de las ondas sonoras. El principio está bien pensado, y de hecho es lo que pasa cuando tenemos una lana mineral, la diferencia es que con una lana los filamentos están muy tupidos, y en la cúpula los hilos estaban a 20 cm cada uno. Con lo que el sonido pasaba sin quedar atrapado en los hilos.

 

 

Image

Panorámica de la Catedral de Berlín

 

 

Y seguro que hay más “mitos” acústicos que desconozco y si queréis explicármelos lo podéis hacer en el apartado de comentarios e intentaremos investigar sobre su autenticidad.

 

 

Posts relacionados:
Recopilatorio de mitos erróneos acústicos - 1ª parte
Recopilatorio de mitos erróneos acústicos - 2ª parte

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS