La remodelación del Boston Symphony Hall por Sabine

Post 170 - 27 de Octubre de 2008 - Categoría: Acústica arquitectónica.

 

Image

 

 

Tras el logro de la sala Fogg, Sabine fue llamado para asesorar la construcción del nuevo Boston Symphony Hall. En el desarrollo de este proyecto, durantes sus investigaciones, estableció una fórmula de cálculo del tiempo de reverberación que aplicó al recinto. El tiempo de reverberación lo definió como el número de segundos necesarios para que la intensidad del sonido caiga desde un nivel de 60 dB (decibelios), por encima del umbral de audición, al umbral inaudible.

 

Image 


Su fórmula contiene los diferentes parámetros: T es el tiempo, V el volumen de la sala en metros cúbicos, S es la superficie de las paredes y alfa es el coeficiente de absorción de los materiales. A veces (Sxalfa) se escribe de una manera más resumida con una A, la cual es el área de absorción en metros cuadrados..


Al estudiar varias salas, juzgando si eran buenas acústicamente para su uso, Sabine determinó que las salas de conciertos buenas tenían tiempos de reverberación de 2 a 2.25 segundos, mientras que las buenas salas de conferencias tenían tiempos de reverberación ligeramente por debajo de 1 segundo.


La remodelación del Boston Symphony Hall, estaba previsto realizarlo como el auditorio de Leipzig y solamente querían aumentar el volumen. El aforo total debía de ser para 2500 personas y no contemplaban tocar las superficies del recinto. Sabine les demostró que el aumento de volumen haría aumentar la reverberación y empeoraría la acústica del recinto. Añadió cambios en las superficies de las paredes para tener un tiempo óptimo y se convirtió en el primer auditorio realizado con una base científica.

 

Image 

 

Cuando llegó el momento de la inauguración, Sabine se llevó una gran decepción, ya que el tiempo de reverberación de la sala no se ajustaba al que el había predicho teóricamente. Fue muy criticado por los medios de comunicación y por otros expertos en la materia. Sin embargo, la historia colocó a Sabine en el lugar que merecía. En 1950, cincuenta años después de la construcción del teatro, se realizaron algunas pruebas y se pudo contrastar que los cálculos de Sabine eran correctos. El tiempo de reverberación de la sala está entorno a los 1,9 segundos. De hecho, hoy en día, el Boston Symphony Hall está considerado, desde el punto de vista acústico, como una de las mejores salas del mundo.

Image 

 

Post relacionado:
Como se descubrió la reverberación

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS