La acústica de las mezquitas

Post  277 - 14 de Junio de 2010 - Categoría: Acústica arquitectónica.

Cuando estas dentro de una mezquita sorprende que el sonido se escuche “relativamente bien”. Y lo digo porque esperas escuchar un sonido muy reverberado dentro de un espacio inmenso. Sorprende que el sonido venga desde arriba, es como si lo dijera un ser superior. Este efecto es debido a la absorción de las gruesas alfombras que hay en todo el suelo. Para bajas frecuencias no son aconsejables, pero su absorción mejora a medias y a altas. Pero desconocía lo que Carlos Rivas me envió en un pdf sobre acústica de mezquitas: el hallazgo de resonadores de cavidad en las cúpulas de las mezquitas. Os lo podéis bajar aquí por si queréis profundizar en el tema.

mezquita01

El arquitecto más importante de mezquitas otomanas es Sinán Ibn Abdulmennan. En los tiempos de Sinan no existía el problema del ruido, con lo que solamente tenía que preocuparse para que el mensaje fuera bien escuchado por la audiencia con la reverberación justa. Debían construir un espacio con cierta difusividad al sonido y un tiempo de reverberación no excesivo

Muchas de las mezquitas otomanas tienen muchos relieves, irregularidades en ornamentos y complicadas figuras geométricas en las paredes. Los diferentes tamaños de los relieves nos proporcionan cierto comportamiento como difusores. Rompen la onda sonora en pequeñas reflexiones, pero no solucionan los problemas de una reverberación excesiva debida a volúmenes tan grandes.

mezquita04
Tiempo de reverberación propuesto por Mutbul Kayili, donde observamos tiempos largos, generosos en segundos, para tener un efecto más “divino” del mensaje.

Sinan conocía la utilización de grandes vasijas de bronce como cavidades para la absorción de frecuencias. Idea iniciada por el arquitecto romano Vitrubio y utilizada por diferentes arquitectos otomanos.

Las mezquitas tiene como cubierta una cúpula de grandes dimensiones y colocada a mucha altura, condicionantes que no nos proporcionan una buena acústica. Sus reflexiones internas, hacen que el sonido llegue con retardo a la audiencia y haga bajar la comprensión del orador.

mezquita05

En la figura  vemos el comportamiento de energía sonora en una cúpula, tanto en sección como en transversal. La energía reflejada se va retrasando, sobre todo en cúpulas de dimensiones grandes, y es causa de ecos. Entonces es cuando los resonadores de cavidad, colocados en la cúpula, intervienen absorbiendo parte de la reflexión de la energía sonora. La otra parte de la energía se irradia de nuevo en todas las partes del espacio creando un espacio difuso.

Este descubrimiento se realizó en los trabajos de restauración de Sultán Ahmet, La Mezquita azul, en el año 1986. Se descubrieron en la cúpula 65 resonadores, que en trabajos anteriores habían sido enyesados.

El mismo problema se encontró en la Mezquita Selimiye en Edirne, también construida por Sinan. Allí se encontraron un número importante de vasijas de barro (resonadores) en la cúpula, pero con sus aperturas cubiertas de ladrillos que habían sido enyesados. Después de la limpieza de los interiores de los resonadores los ladrillos fueron substituidos y enyesados.

 

mezquita09

mezquita06

En la mezquita Shehzade en Estambul, también conocida como la mezquita de la princesa, durante la restauración se encontraron 144 resonadores. En la mezquita de Kadirga Sokullu Mehmet Pasha, se encontraron 36 rastros de agujeros en la cúpula central y de 42 a 45 agujeros en cada uno de los cuartos de cúpula laterales.

mezquita02

mezquita10

Resonadores escondidos en la decoración de la cúpula de Suleymaniye


La colocación del orador en el interior de la mezquita tiende a colocarse cerca de un pilar y cercano a la audiencia. Esta solución también se aplica en las iglesias, aunque tienen volúmenes más pequeños el problema de reverberación es el mismo.

mezquita11

 

mezquita12

Mezquita de Suleymaniye


A veces se colocó el orador justo en la parte central de la mezquita y en otras se colocaron oradores suplementarios para reforzar el sonido con más fuentes sonoras. Espacios con volúmenes de 88.000 m3 requieren de más oradores para que pueda llegar el mensaje a toda la audiencia.

mezquita13

Mezquita de Selimiye



Los estudios acústicos de las mezquitas revelan que tenemos reverberaciones moderadas en las medias y altas frecuencias, pero a bajas frecuencias los valores son muy altos. Esto no es preocupante debido al rango de frecuencias de los oradores, que se encuentran en las medias y altas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS