Estación Grand Central Terminal de Nueva York

Post  315 - 9 de Marzo de 2011 - Categoría: Acústica arquitectónica.

En la estación central de trenes de Nueva York existe una de las más famosas sala de los susurros. Se encuentra al lado del restaurante Oyster Bar.

Esta impresionante estación fue proyectada y construida por la familia Guastavino basándose en la bóveda catalana. Este tipo de bóveda hace que se comporte como una gran galería de susurros si tiene las condiciones necesarias: que no existan elementos ornamentarios y que sea continua.

estacion_central02

En Estados Unidos existen muchos edificios realizados con este sistema, ya que era más resistente al fuego que los forjados de madera.

La acústica de la bóveda catalana o llamada de Guastavino en los EE.UU., ha fascinado a muchas personas: parejas anónimas enamoradas que susurraban secretos o compositores de jazz como Charles Mingus, el cual le gusta tocar el bajo debajo de ellas o que incluso le propuso matrimonio a su mujer en la sala de los susurros de la Estación Grand Central de Nueva York.

En el restaurante Oyster Bar tampoco es bueno explicar secretos, ya que su techo también es una bóveda catalana y la gente que esté en su lado opuesto pueden escuchar perfectamente tu conversación.

estacion_central03

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS