El Teatro Colón

Post  289 - 14 de Septiembre de 2010 - Categoría: Acústica arquitectónica.

El Teatro Colón vuelve a reinar entre los grandes recintos musicales después de varios años de reforma, incidencias de todo tipo, fragmentación de las obras, lentitud en la toma de decisiones,  falta de presupuesto, retraso en la fecha de apertura, prevista en un principio para el 2008 al 2010, etc.

El Teatro Colón es un recinto singular y que suscita controversia. Desde el punto de vista meramente técnico tiene un tiempo de reverberación de 1,6 segundos, un valor en medio de los diferentes valores que gustan para la música. Cada estilo de música tiene su tiempo de reverberación, ya que no es lo mismo las composiciones de Bach pensadas para iglesia o las de Stravinski donde es necesario poder escuchar todos los matices, con lo que los melómanos podrían llegar a encontrar la sala un poco excesiva de reverberación para según que música o al contrario. Pero curiosamente los melómanos y los profesionales de la música están de acuerdo en que tiene una acústica excelente

image1

Lo mismo ocurre para las óperas que están pensadas para teatros o salas con reverberación más baja. Para el texto siempre es mejor una reverberación más baja para llegar a comprender los diálogos, en el Colón prevalece la musicalidad y no tanto la comprensión del texto. Incluso en ese punto están de acuerdo los especialistas. Es un teatro que nos hace intentar descubrir su secreto por contentar a todos y descubrir que hay detrás de sus formas y sus materiales.

El Colón tiene un volumen, una forma y unas superficies que hacen que tenga una buena acústica para escuchar todo tipo de música. Pero existen tantos parámetros que influyen que no sabemos como se consigue. Sabemos que los palcos reflejan gran parte del sonido, que todas las esculturas y molduras de la sala hacen que tenga mucha difusión y en los pisos superiores se tenga la sensación de estar envueltos por el sonido, sabemos que la relación de materiales, hace que tenga más absorción a altas frecuencias, sabemos que su relación entre volumen y espectadores es correcta, sabemos pequeños detalles, pero no conocemos su secreto. Seguramente es porque no existe un único secreto, sino el conjunto de muchos parámetros bien ejecutados.

image3

En la intervención que se ha realizado, todo lo que estaba en la sala era susceptible de modificar su acústica. Los responsables de la empresa española San José, encargada de la restauración "del telón hacia delante, incluidos palcos y deambulatorios", explican con precisión, aseguran que han seguido un método exhaustivo. Se ha medido la acústica, y se han guardado los registros, cada vez que se movía un elemento: se quitaba una fila de butacas, se medía; se arrancaba la tela de los palcos, vuelta a medir. Y al reponer cada cosa en su sitio se ha vuelto a medir y comprobado que los registros coinciden. Supongo que deberemos esperar a que se hagan público este estudio y sus conclusiones.

Para ampliar info: Moleskine arquitectonico

 

image10

Valoración sobre calidad acústica en teatros de ópera del trabajo de Beranek.

Se realizó preguntando a diferentes profesionales del mundo de la música  (Hidaka, T y Beranek, L. (2000)).

 

image4

 

image5

 

image6

 

image7

 

image8

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS