Basílica roja de Pérgamo

Post 225 - 19 de Octubre de 2009 - Categoría: Acústica arquitectónica.

 

Templo de dimensiones colosales y realizado con tobas de color rojo que fue construido en honor a los dioses egipcios, cuando Alejandría y Pérgamo eran las dos capitales culturales del mundo antiguo. Fue reformada en parte en una basílica bizantina y posteriormente a mezquita. Sorprende, como en muchos de los yacimientos turcos, la mezcla de restos griegos y romanos junto a elementos árabes. En este templo existe una cavidad en el suelo, que según dicen, provocaban un efecto acústico de amplificación.

 

Image

 

 

Pérgamo, en otra época un gran centro cultural comparable a Alejandría, es uno de los mejores emplazamientos arqueológicos de Turquía. Tiene una gran Acrópolis pero hoy nos interesa el templo dedicado a Serapis, que constituye una de las Siete Iglesias del Apocalipsis, posteriormente convertido en basílica por los bizantinos y llamada ''Basílica Roja''.


La Basílica Roja (Kinik Caddesi) fue en su origen (siglo II) un templo para los dioses egipcios Serapis, Isis y Harpocrates. San Juan lo describió como una de las siete iglesias del Apocalipsis, señalándolo como el trono del demonio. Se trata de un edificio tan grande que los cristianos no lo convirtieron en iglesia, sino que construyeron una basílica en su interior.


La historia dice que había una imagen gigantesca en lo alto de un altar, y que la imagen hablaba a los fieles. La imagen hablaba a los fieles mediante un sistema de amplificación natural. La imagen estaba colocada en el altar central y tenía una carpa roja que cubría la parte inferior. La imagen estaba colocada en el altar central y tenía una carpa roja que cubría la parte inferior. Por allí se accedía a un hueco y se bajaba justo debajo de la estatua donde había un agujero que comunicaba este pequeño recinto de piedra con el interior de la estatua hueca. Una persona hablaba a los fieles desde el recinto inferior y parecía que la voz saliera de la boca del ídolo.

 

Image

Túnel para acceder a dentro de la imágen.

 

Image

 

 

Se conserva muy poco de la basílica, apenas las paredes exteriores de la gran basílica.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS