Análisis del sector

Post  300 - 11 de Noviembre de 2010 - Categoría: Acústica arquitectónica.

Se estima que en España hay 50.000 arquitectos colegiados y que solamente son necesarios 20.000. Esto nos da una proporción del reajuste laboral que está viviendo el sector de la construcción. Afecta a todos los que dependen directa e indirectamente de este sector. Los consultores acústicos estamos en parte dentro de él, sobretodo los que nos dedicamos a la acústica arquitectónica. Y aunque tarde, empieza a notarse esta debacle.

Si bien la burbuja se desinfla, han aparecido nuevas consultoras acústicas. Esto se debe a que el nuevo DB-HR, ha puesto las justificaciones acústicas al nivel que debían estar, pero también a la atomización de las grandes consultoras. Estas grandes empresas se han visto con la obligación de ajustar las plantillas y despedir a trabajadores con un gran conocimiento acústico. Esto lleva a resituar a trabajadores en otros sectores o a crear su empresa y utilizar la cartera de clientes que se ha conocido con la gran consultora. Lo que antes era un mercado controlado por cuatro grandes consultoras, ahora se ha dividido.

Esto nos lleva a una guerra de precios, a trabajos realizados en plazos de tiempo muy breves, promotores que quieren milagros (ya que es una suerte poder trabajar con ellos) y administraciones públicas sin dinero que te piden que no cumplas con el DB-HR en ciertos puntos para rebajar costos.

A esas condiciones cabe añadir que la subsistencia de muchos despachos de arquitectura se basa en los concursos. En ellos se piden garantías, currículum de obra acabada y se puntúa todo ello. Los proyectos que piden asesoramiento acústico, piden experiencia de 10 años y realizado por técnicos superiores. Esto nos lleva que los arquitectos para ganar un concurso llaman a las consultoras más veteranas. Para una edifico público se presentan 30 proyectos y tres consultoras se reparten estos proyectos. El resto no tiene acceso y quedan invisibles para los concursos.

Añadir que la época de los grandes auditorios y palacios de congresos se ha acabado. Siempre se irán construyendo, pero no como en los últimos diez años, que hemos batido el record de estas construcciones. En Europa nos ponen como ejemplo de como a golpe de talonario se pueden realizar tantos recintos para música. Y como paradoja no hemos sabido exportarnos y realizar proyectos internacionales, y cuando tenemos un proyecto como el auditorio de Vitoria, los políticos recurren al sabio extranjero, cuando aquí contamos con personas de la misma capacidad.

Con todo ello la conclusión es que vienen tiempos complicados para la acústica arquitectónica y quizás se deba apostar por la innovación en productos, donde todavía hay un gran margen de mejora, la acústica ambiental y buscar nuevos mercados en el extranjero.

Comentarios   

#1 Santi Prats 18-11-2010 17:04
Buen análisis. El problema de las guerras de precios y plazos de entrega en arquitectura es endémico en nuestro país. El promotor, con demasiada frecuencia, no entiende que un buen proyecto es la inversión más rentable que puede realizar. Un edificio que no funciona cuesta aproximadamente lo mismo (o más) que uno que funciona y la diferencia está en el proyecto. Por lo tanto, pagar bien al arquitecto y dejarle tiempo para pensar es la mejor inversión posible. Lamentablemente se nos considera a los arquitectos como artículos de lujo y como mal necesario para obtener licencias de obra. Así no vamos bien ... y es como vamos. Saludos. Santi Prats, arquitecto.
#2 David casadevall 18-11-2010 18:46
Hola, Santi.
Desde un punto de vista acústico, exixten muchos edificios que no funcionan. A nivel de aislamiento interior como exterior. Los promotores con sus prisas, sus cambios de materiales por unos más baratos y pagando a trabajadores poco calificados, consiguen un perfecto edificio sonoro.
Un saludo.
#3 Pedro M Olmos 17-01-2011 20:13
Hola, acabo de comenzar a estudiar acústica arquitectónica y creía que tenía algún futuro. Por lo que contáis, la cosa está muy mal, al menos para tener trabajo en el tema.
Espero que en unos pocos años la cosa mejore y que todos vuelvan a apreciar un proyecto bien hecho.
Un saludo
#4 David Casadevall 18-01-2011 05:09
No trataba de desanimar, tan solo de explicar que la situación no es buena. Trabajo hay, pero mal pagado y que no son grandes proyectos. Básicamente se sobrevive haciendo justificaciones del DB-HR y este tipo de trabajo tiene sus días contados, ya que en dos años los estudios de arquitectura van a realizar ellos mismos la justificación.
Un saludo.

No tiene permiso para añadir comentarios

RSS