Acústica del Cenotafio de Newton

Post  347 – 22 de Febrero de 2012 - Categoría: Acústica arquitectónica

Un cenotafio es una tumba vacía, o monumento funerario erigido en honor de una persona, o grupo de personas, para los que se desea guardar un recuerdo especial. Se trata de una edificación simbólica.

El Cenotafio de Newton, proyectado en 1784 por Étienne-Louis Boullée, es un gigantesco edificio esférico, con una altura de 150 metros, y que representa tanto a la tierra como a los descubrimientos de Newton. Se accede por la base y, a pesar de su tamaño, sólo se puede ocupar interiormente en un área reducida de esta base. Su superficie se encuentra hábilmente perforada para que durante el día los rayos de luz entren en su interior y parezca la imagen nocturna de la bóveda celeste. De noche un gran foco de luz artificial en su centro reproduce la imagen diurna.

cenotafio01

Exterior del edificio

Nunca he estado dentro de un edificio de estas características, pero me imagino la acústica de un lugar con una multitud de reflexiones. Además reflexiones que irían moviéndose dentro del espacio y llegarían a desplazarse como en una galería de susurros. Se moverían por encima de la pared esférica, desgastándose poco a poco y sumando la energía de la reflexión en la pared y de esta manera se reforzarían para dar muchas más vueltas de las que deberían dar.

Por sus dimensiones no debería casi tener reverberación, entonces estaríamos dentro del único espacio cerrado que no tiene una reverberación instantánea sinó un conjunto de reflexiones o ecos muy lejanos que nos llegan como reverberación.

Percibimos la reverberación cuando nos llegan reflexiones y cada una de ellas llega en un espacio de tiempo menor a 50 milisegundos. En este recinto, emitiríamos un sonido y no percibiríamos sus reflexiones hasta al cabo de casi un segundo, y entonces nos llegarían múltiples reflexiones que podrían llegar a parecer como una reverberación.

cenotafio02

Sección del edificio con agujero que pasa un rayo de luz

Sería una sensación muy extraña ya que estamos acostumbrados a percibir la reverberación de manera muy rápida y aquí pasaría casi un segundo hasta que llegase el conjunto de reflexiones, que haría que nuestro cerebro las percibiera como una reverberación. Además el sonido vendría desde arriba e iría descendiendo y haciéndose cada vez más espacioso. Nos llegaría desdel la parte superior de la esfera y cada vez se iría expandiendo a nuestro alrededor.

Siempre estaríamos generando algún que otro sonido y se irían solapando en sus reflexiones y repeticiones. Subir los escalones se convertiría en una larga canción de percusión. Cantar podría llegar a producir dos voces, la primera y la del conjunto de reflexiones del recinto y que seria mucho más larga.

Un espacio que de haberse llegado a realizar podría ser una atracción visual y acústica. La intención de Boullée era la de mostrar el universo, que dicho sea de paso es lo más silencioso que existe, pero este universo en la tierra sería tremendamente ruidoso.

cenotafio03

Sección del edificio con un fuego interior

Comentarios   

#1 Alejandro S. 07-09-2016 07:57
Se podría hacer hoy si hubiera voluntad para ello. Sería una enorme atracción turística para Londres. También se podría hacer en París o en cualquiera otra ciudad de Europa o de América, pues que Newton haya sido inglés no es óbice para erigirle un monumento fuera de Inglaterra. Claro que sería un monumento bastante caro, pero no imposible de costear para algunos países medianamente ricos. ¡Saludos!
#2 David Casadevall 07-09-2016 12:47
Seguro que se convierte en un monumento de referencia.

No tiene permiso para añadir comentarios

RSS