El ruido humano apaga los sonidos de la naturaleza

Post 143 -11 de Junio de 2008 - Categoría: Acústica ambiental y ruido.

 

Durante los últimos 40 años, el investigador Bernie Krause ha estado grabando los sonidos del planeta y no se cansa de advertir una y otra vez sobre la misma situación: el ruido humano está devorando los espacios naturales y penetra hasta los rincones de la selva más recóndita.


Mientras se encuentra grabando el canto de los pájaros en el Amazonas, por ejemplo, las grabaciones de Krause se ven frecuentemente alteradas por la presencia de un Boeing 747 o por el ruido de máquinas humanas que trabajan en la distancia.


Desde que realiza sus estudios, Krause ha comprobado que numerosas especies de pájaros están viendo alterado su hábitat natural y tienen que emigrar al ver dificultada su capacidad de comunicación. Y lo mismo sucede con las ranas, insectos o mamíferos que a lo largo y ancho del planeta luchan por comunicarse entre sí.


La hipótesis de Krause, conocida como “teoría del nicho”, sostiene que cada especie animal ocupa un espectro acústico que no interfiere con el resto de especies, de manera que no hay dos animales que canten, croen o graznen en la misma frecuencia. Y es esta armonía natural, conseguida durante millones de años de convivencia, lo que nuestras ruidosas máquinas están poniendo en peligro.


Además, desde 1968 Krause calcula que el 40% de los sonidos que ha conseguido registrar con su grabadora se ha extinguido para siempre. Los cantos de los pájaros, o el aullido de los monos que un día grabó, ya no volverán a escucharse nunca más en estado natural.


Tal vez por eso se afana en recuperar todos los sonidos que puede, antes de que desaparezcan para siempre. El siguiente mapa, elaborado por su equipo en WildSanctuary.com, permite viajar por los sonidos del planeta a través de Google maps. Merece la pena darse una vuelta.

 

 

Image

 

Eco de:
Fogonazos
Wired

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS