Aves de ciudad y el ruido

Post 142 -8 de Junio de 2008 - Categoría: Acústica ambiental y ruido.

 

Las aves de la ciudad han tenido que adaptar sus cantos a la contaminación acústica. Algunas de las especies no son capaces de hacerse escuchar encima del ruido creciente. Y otras comienzan a cambiar el modo como se comunican. A largo plazo, pueden desarrollarse nuevas especies si los niveles de ruido siguen aumentado, parece inevitable que la vida de pájaro urbano se cambie radicalmente.

 

Una ciudad cualquiera, amanece. La calma y el silencio de la noche cede el paso al ruido diurno de coches, camiones e industria, pero hay un sonido que ha desaparecido en este viaje de la noche hacia el día. El canto de los pájaros que podemos escuchar en los jardines a primeras horas de la mañana, desaparece debajo de los decibelios urbanos. 


Las aves de la ciudad han tenido que adaptar sus cantos a la contaminación acústica. Según la revista NewScientist: en lugar de cantar melodías y llamadas, producen un sonido abrupto, agudo y estridente.


Algunos científicos, que han estudiado como la contaminación acústica afecta la vida de los pájaros urbanos, nos alertan de su transformación o desaparición. El ruido creciente en nuestras ciudades puede ser molesto para nosotros, pero para muchos pájaros esto puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. El ruido de fondo puede enmascarar tanto los sonidos de los depredadores como las llamadas entre ellos que advierten de los peligros.


Los científicos saben desde hace mucho tiempo que las aves utilizan el canto a modo de despliegue exagerado para ahuyentar a machos rivales o para llamar la atención de las hembras. El canto se considera un indicador de las cualidades de cada macho y el ruido puede privar que las aves tengan éxito en su aspecto  reproductivo, ya que sus cantos son ahogados por la contaminación acústica.


Algunas de las especies no son capaces de hacerse escuchar encima del ruido creciente. Y otras comienzan a cambiar el modo como se comunican. A largo plazo, pueden desarrollarse nuevas especies si los niveles de ruido siguen aumentado, parece inevitable que la vida de pájaro urbano se cambie radicalmente.

 

 

Image 

 


Los investigadores han descubierto que ciertos pájaros como pinzones, mirlos, y gorriones aprenden a adaptarse. Por ejemplo, los gorriones de la ciudad cantan en tonos superiores que los de bosque. Incluso adaptan sus cantos, emitiéndolos en otras frecuencias a las habituales, para que los diferentes ruidos no se los ahoguen.


Esto puede tener serias consecuencias. Si el nuevo canto y la audiencia a que va destinado, difiere bastante, estas aves urbanas pueden encontrar la voz de las aves rurales menos atractivas, o incluso peor, no llegar a reconocerlos como miembros de la misma especie. Estos cambios podrían servir para dividir, en el tiempo, a las poblaciones de pájaros de las zonas urbanas y rurales en distintas especies. Además, las diferentes poblaciones de la misma especie puede adoptar diferentes estrategias para hacer frente a los ruidos urbanos, incluso pueden crearse escisiones con las especies que viven en el mismo barrio.

 

Eco de:
Bldgblog

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

RSS